09 de noviembre 2017

Atodacostaiquique.cl: “Qué puede aportar Peter Diamandis a Chile y cómo es estudiar en Singularity University”

Por Gabriel Gurovich

Posgraduado en Tecnologías Exponenciales Singularity University

Emprendedor Serial

Candidato a Senador por Tarapacá

Ciertamente que la visita a Chile de Peter Diamandis, un verdadero rock star en el mundo de la innovación, en el mejor sentido de la palabra, no debería pasar inadvertida, porque supondrá una buena inyección de ánimo y una mirada renovada de lo que nos viene en un futuro que está a la vuelta de la esquina. Y que no tiene nada de catastrófico, ¡al contrario!

Su visita a nuestro país puede significar un aporte al menos desde dos puntos de vista. El primero es el estado de ánimo. He visto pocos líderes, en el ámbito que sea, que tengan una capacidad tan contagiosa como Diamandis para poner en sintonía a los demás con los temas que defiende. Yo soy un convencido de que cuando uno acomete algo con buen estado de ánimo, con sensación positiva, realmente le resulta. Entonces, como en Chile la cosa es más bien amarga y pesimista, será interesante escucharlo hablar sobre el futuro lleno de abundancia que nos espera.

En la conferencia “Todos los futuros posibles” donde muestro lo que aprendí en Singularity University, en general los mayores de 40 comentan con algo de cautela sobre este futuro cercano: “me van a reemplazar por un robot”, “cómo me reinvento”. En cambio, los menores de 40 (y para qué decir los Millennials) ven este cambio con un sentido de oportunidad. Bueno, Diamandis tiene esa capacidad de convencer rápidamente a los mayores de 40, de que el futuro es promisorio y mientras antes lo abracemos con un estado de ánimo positivo, mejor será el impacto que podemos generar.

Y el segundo aporte de su visita es que tenerlo en casa permite bajar las barreras que podemos sentir ante un personaje internacional que se mueve en un círculo de mucho poder e influencia. No lo verás en YouTube ni te contarán de él. Estará aquí. Vas a ver un personaje de carne y hueso, normal, que tira tallas. Y ahí empiezas a darte cuenta que esto de la innovación no está reservado para un grupo selecto. Todos pueden. Muy en la onda Silicon Valley, donde si bien es cierto que hay egos y multimillonarios excéntricos, el grueso es gente disponible, abierta, horizontal.

Su columna en El Mercurio.

 

No conozco su agenda en Chile pero sería increíble que tenga instancias de conocer un poco más de lo que está pasando aquí. ¡Quien sabe si se embala con algún proyecto! Si me apuran un poco yo le presentaría el del “Valle del Litio” (para inspirar algo de tanto impacto como ha sido el Silicon Valley desde los años 70’) término que estoy orgulloso de haber acuñado, para que Chile produzca sofisticados productos basados en litio porque tenemos extraordinarias reservas y energía solar a gran escala.

 

ESTRELLAS 24 HORAS ON-CAMPUS

 

El modelo educativo de Singularity University es espectacular. Me impactó que al principio al entrar de lleno a estos temas, a un posgrado que dura 10 semanas, sientes que no perteneces, que es una manada de locos que ven un futuro abundante, luminoso, increíble para la humanidad si entendemos el impacto de las tecnologías exponenciales y las utilizamos para algo positivo. Yo diría que esa es la cruzada última de Peter Diamandis.

Tuvimos clases con Craig Venter, el primero que decodificó el  genoma humano; Larry Page, uno de los fundadores de Google, y Marc Andreessen, creador de Netscape, entre otros. No se trataba de pasar materia y adoctrinar, sino de contar lo que estaban haciendo y por qué lo estaban haciendo. Luego, estos seres humanos, de carne y hueso, se quedaban por 24 horas on-campus, lo que implicaba que podías encontrarte con ellos y conversar un café, un almuerzo. Peter Diamandis estaba dos o tres días a la semana con nosotros. ¡La interacción que logras con todos ellos es increíble!

El resto es “aprendizaje entre pares”. La discusión se daba a altísimo nivel porque al lado de uno había otros 79 innovadores con unos backgrounds impresionantes, como una postdoctorada en el ADN de la mitocondria o un emprendedor que vendió su empresa a Yahoo en 60 millones de dólares.

Parte de todo ese mundo es el que traerá a Chile Peter Diamandis a Chile. Imperdible.